miércoles, 9 de octubre de 2013

Barranco inédito zona Tolox 06-10-2013

El pasado domingo 5 amigos descendimos un barranco inédito en la zona de Tolox. Al principio, y examinando un poco la zona, además de ver en un mapa que casi no existía desnivel alguno, no llevábamos muchas ilusiones, pero al final resultó un barranco disfrutón, aunque el poco caudal que llevaba fue lo único que pudimos echar en falta. Al principio reconozco que empecé a 'echar pestes', pues entre el poco caudal, lo cerrado del tránsito y el poco desnivel pensaba que nos encontrábamos en una 'churro-barranco', pero poco a poco empezaron a aparecer los rapeles y las pozas y una sonrisa apareció en la carita de todos. El bosque de galería que cubre el principio del barranco le añade su toque personal. Y con mucha, pero que mucha tranquilidad en cada uno de los rapeles, ya que sabíamos que el barranco era cortito, fuimos avanzando. El rapel más largo debe tener unos 20m, pues en alguno de ellos las cuerda de 40m se quedaba justita para recuperar. Hay algún que otro salto claro, y otros que no lo son tanto, así como algún pequeño tobogán. Muchas pozas son bastante profundas, por lo que aquellas personas frioleras deben llevar neopreno completo, no obstante en verano, o con buena temperatura, el peto es suficiente. No aparecen signos de fuertes crecidas, aunque el barranco con mucha más agua debe resultar de lo más disfrutón. El barranco se puede hacer perfectamente sin combinación de coches. Es de dificultad mínima y tiene su atractivo como tal, aunque no esté muy escavado. Al finalizar el mismo, nos fuimos a Tolox, donde Rafa y Luisa tuvieron el detallazo de obsequiarnos con una suculenta comida, regada de buen vinito y de postre, pastelitos y café.... un final para rematar el día Ahhh, un par de detalles.. Hemos descubierto una nueva afición de 'Milio', cuando se aburre y no tiene nada mejor que hacer, se mete en coches ajenos, incluso de personas que no conoce de nada, y se queda allí dentro sentado un ratito.... es que hay gente para todo. Por cierto, a la ida nos pasamos 3 o 4 veces por el bonito pueblo de Sierra de Yeguas... y es que es muuuu malo dejarle al 'abuelo' que te dirija con el GPS.