miércoles, 12 de noviembre de 2014

Senderismo Circular Fuenteheridos 08-11-2014

Buenas tardes, Me ha tocado hacer la crónica , por ser novata , así que allá voy, espero poder trasladar el día tan bonito y la gran aventura que vivimos las 7 personas(Rosa, Juani, Rocio, Paloma, Mario, Jesús , Carmela ) y “cosita” ,que acudimos hacer esta ruta de 30,6 Km , donde como ha dicho Mario disfrutamos de un tiempo muy bueno donde se agradecía la fina lluvia que nos acompañó en algún momento de la ruta para darnos fuerza. Si tuviera que definir este día en dos palabras sería "SORPRENDENTE" y" DEJATE LLEVAR". Empezamos a las 10:00, en Fuenteheridos ,con nuestra foto de grupo en la Fuente de los 12 caños, dirección a Los Marines , donde predominaba el castaño con zonas de alcornocales y encinas, así como los inconfundibles madroñeros con sus frutos rojos. Al llegar a Los Marines nos encontramos con un grupo de Scouts y nos informaron que el nombre del pueblo se debe a una visita de Felipe II al municipio, en la cual un habitante del pueblo le preguntó que si era tan poderoso , porque no llevaba el mar al pueblo. Felipe II le respondió: "El mar no traeré pero marinos seréis" y desde entonces todos los jóvenes del pueblo realizaron la mili en la Marina. Continuamos dirección a Linares de la Sierra donde nos esperaba mi amiga Mª Angeles que nos acompañó durante un rato del trayecto. Atravesamos Linares de la Sierra, con sus empedradas calles y sus peculiares alfombras de piedras a la de entrada de las casas, siendo todas y cada uno de ellas originales . Descansamos un rato para tomar fruta y beber y reanudamos de nuevo el camino, ésta vez dirección a Alajar, camino con unas vistas preciosas de Linares, durante el cual se escuchaba el ruido del agua , vegetación muy verde y rodeada de huertas. Tras superar una empinada cuesta por un sendero rasgado por la corriente del agua de lluvia, comenzamos una suave bajada que nos llevó hasta las puertas de Alajar y desde allí tomamos el camino de El Calabacino, una aldea de Alajar "Hippy",los senderos que discurren por el Calabacino, se encuentran abrazados por la vegetación, tamizando la entrada de luz . Llegamos a Castaño de Robledo donde paramos a comer y reponer fuerzas , deseando poder desgustar la tortilla de setas y berengenas que nos traía nuestra amiga Rosa (que ricaaaaa!!!!) . Continuamos nuestra ruta y aquí empezó la autentica aventura, Mario optó por la verdadera naturaleza ,dejamos los caminos convencionales y nos guió por unos caminos salvajes donde daba la impresión que hacía muchisimo tiempo que el hombre no pasaba por allí y he de reconocer que mereció la pena(a pesar de mis protestas , Mario me convenció con la frase "Déjate llevar" ) ,nos encontramos con una cascada y una vegetación tan frondosa que a veces era difícil continuar el camino, paisajes que se te quedan grabados en la mente . "Cosita" nos alertó de la presencia de un zorro que huyó rápidamente.Fueron momentos de mucha diversión y de risas, por un momento volvimos a ser niños traviesos. Destacar la belleza del paisaje, colores marrones,ocres,amarillos y rojos intentos, autentico paisaje de Otoño. Llegamos a Galaroza , donde Rocio decidió quedarse ya que su herida le impedía continuar, impresinante su fuerza, no se quejó ni una sola vez, un placer haberte conocido y desde allí, nuestro ultimo trayecto, 6 Km a Fuenteheridos, ya estaba oscureciendo así que aligeramos el ritmo y llegamos sobre las 19:15. Gracias Mario por organizar esta ruta tan bonita y por conseguir un día lleno de aventura y diversión y gracias a todos por vuestra compañía y conversación tan amena que hizo que el trayecto se hiciera corto . Hasta la próxima ,que espero sea pronto.Besos. Carmela.